Corrección de textos

 

¿Por qué una corrección profesional? 

Hay autores reacios a que alguien corrija su texto original. Tal vez están convencidos de que es imposible que haya algún error o quizá consideran que cualquier cambio, por mínimo que sea, es una especie de intromisión, casi una impertinencia. Hay otros, en cambio, que no serían capaces de presentar un manuscrito ni a su mejor amigo sin que un buen corrector lo haya «limpiado» previamente.

En realidad, la corrección del texto es imprescindible para todos. Siempre es un paso previo a la publicación, pero incluso si estás preparando tu manuscrito para presentarlo a un concurso literario o a una editorial, las posibilidades de que se tenga en cuenta si está lleno de errores son muy bajas. Muestra desinterés y poco respeto hacia los lectores.

 

Tres modalidades

 

Corrección de estilo

A pesar de su nombre, no se trata de corregir el estilo del autor ni mucho menos de reescribir partes de la obra. Consiste en revisar una serie de aspectos relativos a la gramática, la expresión, la coherencia y la claridad. Por ejemplo:

♦ Uso correcto de los tiempos verbales, concordancia, preposiciones, etc.

♦ Inconsistencias sintácticas.

♦ Oraciones confusas, ambigüedades, contradicciones y redundancias.

♦ Errores léxicos o imprecisiones de vocabulario.

♦ Muletillas y repeticiones.

♦ Aliteraciones.

Corrección ortotipográfica

Examina no sólo la ortografía, sino toda una serie de elementos que, sin considerarse propiamente faltas, son errores igual de importantes:

♦ Ortografía.

♦ Uso de los signos de puntuación.

♦ Uso de comillas, mayúsculas, cursivas, negritas, subíndices o superíndices.

♦ Uso de espacios entre palabras o sangrías sobrantes.

♦ Omisiones de caracteres o errores en el orden.

♦ Interlineado y saltos de página.

♦ Índice, citas, bibliografía y notas al pie.

 

Corrección de pruebas

Se hace con el libro ya maquetado, antes de enviarlo a la imprenta y normalmente varias veces. Además de corregir cualquier error que se detecte en ese último paso, se comprueba, entre otras cosas:

♦ Erratas.

♦ Líneas viudas y huérfanas.

♦ Palabras mal partidas.

♦ Tratamiento de blancos, márgenes.

♦ Foliación.

 

 

Nuestro triple compromiso

Atención personalizada

No hacemos tarifas estándar ni paquetes en oferta. Te presentamos un proyecto y un presupuesto tras analizar tus necesidades y tus posibilidades.

Durante todo el proceso estarás acompañado por el equipo de El Envés y participarás en esa aventura tan apasionante que es editar un libro. Tu libro.

Confianza

Planteamos expectativas reales y sinceras.  Cumplimos más de lo que prometemos, nunca menos.

Y, por supuesto, tratamos los borradores y manuscritos con la confidencialidad más estricta. 

Profesionalidad

En nuestros proyectos editoriales intervienen personas no sólo cualificadas, sino destacadas en sus campos. 

Si aun así tu edición necesitara algún experto específico que no figurase entre nuestros colaboradores, lo seleccionaríamos y contrataríamos.

¿En qué podemos ayudarte?

 

Cuéntanos qué necesitas.

Sin compromiso.

No te enviaremos publicidad ni nada que no hayas pedido. Palabra.

12 + 6 =